miércoles, 24 de octubre de 2007

Ensayo de Administración Gerencia y Gestión

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
FACULTAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL
ADMINISTRACIÓN, GERENCIA Y GESTIÓN DE LA COMUNICACIÓN

ADMINISTRACIÓN, GERENCIA Y GESTIÓN PARA ORGANIZACIONES EN EL SIGLO XXI

En pleno siglo XXI, la sociedad- aún más que en épocas pasadas como en la modernidad pesada de la sociedad industrial- experimenta cambios acelerados en un abrir y cerrar de ojos, donde la ciencia y la tecnología avanzan y se desarrollan a pasos agigantados y, es precisamente en este punto que las empresas privadas y las instituciones públicas deben demostrar su capacidad de adaptabilidad y manifestar sus competencias para prever, manejar y controlar las nuevas situaciones que emergen como reflejo de una realidad que, continuamente, sufre cambios y transformaciones, producto de la naturaleza de la era en la que vivimos, denominada “la era de la información” según el sociólogo español, Manuel Castells:

Hacia el final del segundo milenio de la era cristiana, varios acontecimientos de trascendencia histórica han transformado el paisaje social de la vida humana. Una revolución tecnológica, centrada en torno a las tecnologías de la información, está modificando la base material de la sociedad a un ritmo acelerado. Las economías de todo el mundo se han hecho interdependientes a escala global, introduciendo una nueva forma de relación entre economía, Estado y sociedad en un sistema de geometría variable. (Castells, 1996: 17).

En este punto, es óptimo afirmar que el desafío para las organizaciones consiste básicamente en la integración, la diversificación, la innovación, y la creación de estrategias que permitan asumir los cambios, y desenvolverse con éxito en los mercados mundiales. Para lograrlo, es necesario desprenderse de las antiguas concepciones administrativas que se dedicaban a crear estructuras y jerarquías, ya que conciben los procesos internos de la empresa o institución de una forma mecanicista, subordinando el carácter humano que debe imperar en la organización
1.

De ahí que la administración, la gerencia y la gestión deben concebirse como un corpus integrado, donde cada una de las partes se relacionan entre sí y con las cuales se trabaja conjuntamente para hacer de la empresa o la institución, una organización sólidamente conformada pero, flexible y adaptable ante los cambios de una sociedad que, actualmente, goza de giros de 360 grados. Así, la gerencia es el órgano distintivo de toda organización y, de esta depende, en gran parte, la economía y la comunidad moderna. Peter Drucker indica que el centro de una sociedad “(…) es la institución, administrada como el órgano de la sociedad que está para producir resultados (…)” (Druker, 1999: 42).

La administración es la herramienta específica, la función específica, el instrumento específico para que la empresa logre su consolidación en el mercado, para lo cual identifica fines comunes no sólo en el área interna de la organización, sino en una esfera externa, con el fin de integrar intereses políticos y sociales. Félix Socorro en su artículo, “Gerenciar en el Siglo XXI: Dos principios universales”, obtenido en línea, afirma que gracias a la administración:


(…) se identifica y pondera los factores que influyen en la realización de los objetivos que son planteados por una empresa, construyendo un modelo que se basa en el control técnico económico, el planeamiento y la toma de decisiones. En definitiva, busca la eficiencia en la organización, el buen funcionamiento y desempeño de las actividades de la organización para poder así, realizar sus funciones por las cuales fue creada la organización (Socorro, 2007).

En un mundo donde las fluctuaciones en al ámbito económico son constantes y repentinas, las empresas privadas o las instituciones públicas tienen un pilar donde sostenerse y seguir desempeñando un rol determinante para el éxito, no sólo dentro de la esfera de las ganancias, sino y, sobre todo, éxito y equilibrio al interior de la organización: la gerencia fundamentada en la creatividad, donde el gerente trabaja en la medida del sentido común, cuenta con un amplio conocimiento del campo en el que laboran, se basa en la confianza en sí mismo y, donde la inteligencia general y capacidad convergen en el logro de hacer las cosas eficazmente; de tal modo que, la institución o empresa obtenga de sus resultados una posición competitiva ventajosa. La labor del gerente en la actualidad es inyectar al capital humano de creatividad con el fin de que pueda salir ileso de cualquier circunstancia que represente un problema o una amenaza y perjudique el equilibrio, la estabilidad, la seguridad laboral, pues, ¿quién puede trabajar adecuadamente en un ambiente de incertidumbre?...
2 Es el gerente, cual líder de cambio, quien se encarga de inyectar la dosis adecuada de creatividad en el cuerpo humano de la organización. Bernal Pacheco, en su artículo: Gerencia Moderna, obtenido en línea, resalta:

(…) la estabilidad interna de la institución o empresa depende del gerente y su competencia para mantener lazos fuertes de relaciones de confianza mutua en el trabajo, a todos los niveles y, lo que es fundamental, hacer que la creatividad se manifieste en los empleados, de modo que se sientan a gusto al aportar con su trabajo en la organización (Pacheco, 2007).

El verdadero gerente que sabe interpretar su rol tiene muy claro que el individualismo a ultranza y la parquedad no son las características que perfilan a un gerente competente. La visión de la organización es el oráculo que guía al gerente en pro del cumplimiento de los objetivos que ésta se ha planteado, para lo cual dicha visión debe ser encarnada en cada uno de los trabajadores. He aquí el rol del gerente: no es posible alcanzar el éxito empresarial, si el personal no trabaja en base a la visión de la empresa o institución. Por tanto, el gerente deja de lado la imposición de reglas porque sabe que esta actitud desembocará en un ambiente caótico e incómodo que malogrará las relaciones entre los empleados y, el propósito de la organización se vendrá abajo. La gerencia entonces, a través de la creatividad, construye relaciones armónicas entre los miembros de la empresa y, sobre todo, impregna identificación, compromiso, interés y fidelidad personal con respecto al lugar donde trabajan. La creatividad gerencial radica en la motivación profunda suscitada por una creencia en la visión y visión empresarial. Desarrollar esta adhesión íntima en el capital humano con respecto a los objetivos de la institución es todo un arte. No es fortuito que Edward De Bono indique en su texto: “Seis sombreros para pensar”, los tres aspectos que importan en el mundo de los negocios las tres "C" (De Bono, 1993: 57):


COMPETENCIA
CASH
CREATIVIDAD


Es importante que el gerente de hoy, el directivo, sea flexible al cambio, y deje de creer que la organización funciona mecánicamente. Es decir, la rutina y los procesos continuos faltos de innovación matan las empresas
3.Es imprescindible, además, que la organización se remita a un sistema estratégico de gestión que se define como un diagnóstico organizacional. Fernando Rojas en su artículo, “Gestión Renovadora”, obtenido en línea, señala que “(…) puede efectuarse global, es decir para toda la organización, o específicamente, para cada proceso misional o logístico” (Rojas, 2007). La gestión, por su parte, define Druker, “es una metodología, desarrollada para adoptar y sistematizar los procesos de cambio con menores niveles de traumatismo y mayor efectividad, en el entono interior de las organizaciones” (Druker, 1999: 85).
En este sentido, el sistema de control de gestión esta destinado a ayudar a los distintos niveles de decisión, a coordinar las acciones, con el objetivo de alcanzar los objetivos y metas fijadas a distintos plazos, quede la empresa o institución se ha propuesto. Para Joan María Amat el control de gestión es: "... el conjunto de mecanismos que puede utilizar la dirección que permiten aumentar la
probabilidad de que el comportamiento de las personas que forman parte de la Organización sea coherente con los objetivos de ésta (Amat, 1992: 35)”4.
La globalización y la aparición de nuevas tecnologías conllevan a una serie de cambios que afectan a todas las empresas e instituciones. He aquí que se puede medir cuán sólidas y organizadas se encuentran. Frente a un mercado globalizado es mucho más fácil que las empresas fragmentadas sean derrotadas, pues no cuentan con la capacidad para afrontar los problemas, los retos y desafíos de una realidad tan cambiante. Precisamente surge la necesidad de que las organizaciones produzcan, innoven sus procesos administrativos y de gestión, creen estrategias de adaptabilidad a las condiciones del medio, mejoren sus servicios por medio de la instalación de nuevas tecnologías y de la capacitación, haciéndolas más competitivas y sostenibles en el mercado. Todo esto es posible bajo la tutela de un gerente creativo que sepa guiar al cuerpo humano en pro del progreso y estabilidad de la empresa o institución, gracias al compromiso y fidelidad con la visión y la misión de la organización.



Bibliografía


Amat, JOAN Ma. “El Control de Gestión: Una perspectiva de Dirección”. Ed. Ediciones Gestión 2000 S.A., Barcelona, España. 1992.

Bono, Edward. Seis sombreros para pensar. Ediciones Granica, S.A. (.s.l). 1993.

Castells, Manuel. “La era de la información. Economía, Sociedad y Cultura”. Tomo I. Alianza Editorial. Madrid, España. 1996.

Druker, Peter F. Los desafíos de la gerencia para el siglo XXI. Editorial Norma, S.A. Bogotá, Colombia. 1999.

Pacheco, Bernal. (2007). Gerencia Moderna. Internet.
www.degerencia.com/articulo/gerencia_moderna. Acceso: 20 de octubre de 2.007.

Rojas, Fernando. (2007). Gestión Renovadora. Internet.
www.degerencia.com/articulo/gestion_renovadora. Acceso: 20 de octubre de 2.007.

Socorro, Félix.(2007). Gerenciar en el Siglo XXI: Dos principios universales. Internet.
www.degerencia.com/articulo/gerenciar_en_el_siglo_xxi_dos_principios_universales. Acceso: 20 de octubre de 2.007.


POR:
PAULINAJIMÉNEZ P.
OCTAVO “B”
2.007-10-24


1. El cuerpo laboral no se comporta como máquinas o autómatas, son personas a las que hay que considerarlos como tales. Estas viejas concepciones lo único que conseguían son resultados perativos, haciendo de las empresas, presas débiles y renuentes al cambio.

2. La creatividad, entonces, es la capacidad con la cual cuenta el personal de la empresa o institución para solucionar los percances de la forma más rápida u eficaz posible, en cuanto los obstáculos o problemas no son concebidos como tales, sino encuentran en ellos la posibilidad de superación, la oportunidad de aprender y de fortalecer a la institución.
3. El propósito de la gerencia es la creación de planes y objetivos, basados en el análisis de todo lo que afecte a la institución aunque sean aspectos exteriores que no se encuentren bajo el control de la institución. Esto sugiere, mantenerse al tanto de los cambios que se producen, pues aunque los cambios no se pueden administrar, si es posible verlos como oportunidades para encontrar el éxito.

4. Este concepto propone una nueva dimensión del control de gestión. No sólo se centra en el carácter contable y a corto plazo, sino que reconoce la existencia de otros factores e indicadores no financieros que influyen en el proceso de creación de valor, ya sea en productos o servicios, sin dejar de lado, la existencia de objetivos propuestos a alcanzar.

1 comentario:

Paola Orozco Muñoz dijo...

interesantisimo artículo, me encanto.